Al menos nueve personas fallecieron hoy en un ataque de un avión no tripulado estadounidense en la provincia de Al Bayda, al sureste de la capital yemení.

Testigos de la zona informaron a Efe de que en el bombardeo fallecieron cinco combatientes de la red terrorista Al Qaeda, pero un dirigente tribal aseguró que los fallecidos eran civiles.

Abdalá al Sania, uno de los testigos, explicó por teléfono que el ataque fue lanzado contra un grupo de hombres armados en la zona de Al Manasih, situada al norte de la ciudad de Radaa, 270 kilómetros al sureste de Saná, donde encontraron los cadáveres de cinco supuestos miembros de Al Qaeda.

Sin embargo, un dirigente tribal de Radaa, que pidió el anonimato, dijo a Efe que "el bombardeo mató a nueve ciudadanos inocentes sin ninguna relación con Al Qaeda".

Según esta fuente, el ataque del avión estadounidense estaba posiblemente dirigido contra el vehículo de Abdelrauf al Dahab, un miembro de Al Qaeda, que escapó a este bombardeo.

Entre los fallecidos figura un hombre, su esposa y su hija, mientras que los heridos sufrieron quemaduras y fracturas y fueron trasladados al hospital de Radaa, agregó el líder tribal.

Los aviones no tripulados estadounidenses, que respaldan a las autoridades yemeníes en su lucha contra el grupo terrorista en el Yemen, han lanzado en los últimos meses decenas de ataques de este tipo.

La ofensiva más reciente, el pasado viernes, causó la muerte de ocho miembros de Al Qaeda en la provincia de Hadramut, en el sureste del país, entre ellos uno de los dirigente de la organización en el Yemen, Jalid Batis.