Los colonos del asentamiento no reconocido de Migrón, en Cisjordania, comienzan hoy a evacuar sus viviendas en cumplimiento de un fallo del Tribunal Supremo israelí y tras un fin de semana en el que expresaron su determinación a regresar.

Los primeros colonos evacuarán sus casas y se trasladarán de forma temporal a un seminario religioso cercano, informa la edición electrónica del diario Yediot Aharonot.

Según el diario, el grupo, de un total de alrededor de 300 colonos, comenzó a empaquetar sus pertenencias ayer por la noche, tras una celebración comunitaria con motivo del "shabat" en el que expresaron su "derecho a la Tierra de Israel" y su determinación de regresar.

En las últimas horas agentes de la Policía y de la Policía de Fronteras han entregado las órdenes de evacuación dictadas por el Tribunal Supremo de Israel, y para el martes toda la colonia debe ser evacuada.

Creado en 1999 a unos 14 kilómetros de Jerusalén, Migrón fue levantada sin autorización del gobierno israelí, y desde hace varios años el Tribunal Supremo exige su desmantelamiento.

La evacuación se realiza tras un pacto de silencio entre representantes del actual gobierno de Benjamín Netanyahu, y los líderes de los colonos, en el que estos últimos se comprometieron a abandonar voluntariamente el lugar y no recurrir a la violencia, informó este fin de semana la televisión pública.

"Se trata de una orden inmoral a pesar de que provenga del Tribunal Supremo. No sé lo que significa evacuarse de forma voluntaria. Lo único que sé es que vinimos a asentarnos en la Tierra de Israel que nos fue expropiada y a la que hemos regresado", dijo el rabino Mordejai Rabinovich.

Rabinovich es padre de uno de los colonos que debe ser evacuado y que esta mañana rehusó la entrega de la orden de evacuación, en un acto de rechazo al fallo del tribunal.

Medios locales informan de que un número indeterminado de familias y radicales del grupo "Jóvenes de las colinas" de otros asentamientos se han atrincherado en varias viviendas, a pesar del cordón policial alrededor de la colonia.

Los "Jóvenes de las colinas" son el núcleo más duro de la colonización judía del territorio ocupado de Cisjordania, y responsable de la creación de más de medio centenar de mini asentamientos que en Israel son conocidos como "enclaves ilegales", terminología con la que los diferencia de las colonias creadas a partir de 1970 con la aprobación de los sucesivos gobiernos israelíes.

Para la comunidad internacional y los palestinos toda presencia judía en territorio ocupado desde 1967 es ilegal, y Cisjordania forma parte del futuro Estado palestino junto con Gaza y Jerusalén Este.

Israel y los colonos denominan Cisjordania con los nombres bíblicos de Judea y Samaria y defienden que es parte de la histórica tierra prometida por Dios a los judíos.

A través de su portavoz, Itai Hemo, los colonos de Migrón han dado a conocer un comunicado en el que refrendan su tajante oposición a la evacuación.

"Esta semana fuerzas demoledoras, enviadas por Netanyahu, (el ministro Beni) Beguin y (el viceministro Moshé) Yaalon subirán a Migrón a destruirla. Los vecinos de Migrón estamos dolidos, no sentimos traicionados y protestamos la destrucción innecesaria que ocurrirá aquí", refiere la nota de prensa.

La operación de evacuación se realiza bajo la dirección del comandante en jefe de la Región Militar Centro, general Nitzan Alon, y es supervisada por representantes del Ministerio de Defensa, el organismo que tutela la "soberanía" en Cisjordania por tratarse de territorio ocupado.