El Juventus, liderado por Sebastian Givinco, tomó el mando de la Liga de Italia, ya en la segunda jornada, tras golear a domicilio al Udinese (1-4), mientras el Inter fue sonrojado en el Giuseppe Meazza por el Roma (1-3).

Cuatro equipos mantienen el poder en la cima de la Serie A, a la que se ha reenganchado el Milan, que el sábado se estrenó en el presente curso con una victoria en Bolonia (1-3).

Después de los dos primeros partidos, solo el Juventus, el Nápoles y el Lazio comparten el dominio con los seis puntos. También el Sampdoria acumula dos victorias, pero transita por la tabla con uno de penalización. Es cuarto con cinco.

El Juventus ha iniciado el curso igual de enchufado a la competición que como concluyó el anterior, que le devolvió al trono de la Liga.

Ganó en el campo del Udinese. Un triunfo encarrilado con un penalti transformado por el chileno Arturo Vidal al cuarto de hora. Después el montenegrino Mirko Vucinic amplió la renta. Un doblete de Sebastian Giovinco en la segunda parte redondeó el marcador autoritario.

Un gol en propia puerta del español Borja Valero encarriló el triunfo del Nápoles y propició el primer revés del Fiorentina (2-1). El macedonio Blerim Dzemaili sentenció el choque a falta de un cuarto de hora a pesar de que el serbio Stevan Jovetic acortó las diferencias a tres minutos del final.

Mientras, el alemán Miroslva Klose lideró la segunda victoria del Lazio en lo que va de ejercicio. Se impuso al Palermo. Antonio Candreva abrió la cuenta y el doblete del germano lo sentenció.

El Inter, sin embargo, vuelve a las andadas. Después de su comienzo alentador en el debut competitivo, se estrelló como local ante el Roma, que se adelantó al cuarto de hora con el tanto de Alessandro Florenzi.

Antonio Cassano elevó las expectativas interistas pero el argentino Pablo Osvaldo volvió dar la iniciativa al conjunto que ahora dirige el checo Zdenek Zeman y que sentenció con el gol de Marco Antonio de Mattos.

El argentino Maxi Lopez encarriló la victoria del Sampdoria ante el Siena, que empató por medio de Simone Vergassola. Daniele Gastaldello acabó por dejar los tres puntos en el campo genovés.

El argentino tiró del Catania, que se impuso al Génova (3-2). Un doblete suyo dio la vuelta a la ventaja adquirida para los visitantes con el gol del eslovaco Juraj Kucka. Después, el serbio Bosko Jankovic empató pero Francesco Lodi dio el triunfo a los locales a seis minutos del final.

Además, la segunda jornada se completó con la victoria del Parma ante el Chievo, con los goles del argelino Ishak Belfodil y Aleandro Rosi, y con el empate entre el Cagliari, que falló dos penaltis, y el Atalanta.