El director Diego Rafecas, que está preparando "Ley primera", película que revive la matanza de Napalpí, ocurrida en 1924 contra indígenas del norte de Argentina, aseguró a Efe en una entrevista que el "mayor enemigo" de los aborígenes en estas tierras no fue "el español", sino "el Ejército argentino".

Rafecas contará en parte de su nuevo filme, cuya trama principal se sitúa en la actualidad, este suceso en el que murieron 400 habitantes de las etnias qom y mocoví, calificado en la época como una sublevación indígena, tras una orden del gobernador de la provincia del Chaco (norte argentino).

"Lo interesante es que la matanza de Napalpí no está en la Historia argentina, sino en la Historia 'toba' (como se conoce en Argentina a la etnia qom). Es increíble que tenga que hacerse una película para que la gente sepa que esto ocurrió en nuestro país", manifestó.

El hecho, por el que el actual gobierno de la provincia de Chaco pidió perdón en 2008 a la única superviviente que entonces permanecía con vida, formará parte de la película a través de un sueño de uno de los personajes, en el que se narrará el conflicto de forma visual, con imágenes "muy fuertes", según su director.

"A los niños les cortaban los testículos, los pechos a las mujeres, y a todos las orejas. Luego los soldados venían a Buenos Aires y cobraban por oreja de aborigen", detalló Rafecas, que remarcó que fue el Ejército argentino, con el país ya independiente de España, el que acometió ésta y otras matanzas similares.

"El enemigo del indígena nunca fue el español, siempre fue el Ejército argentino", agregó el director, que añadió que "no hay continente" que no tenga deuda con sus pueblos originarios, a los cuales hoy en Argentina pertenecen unas 600.000 personas de un total de 40 millones de habitantes del país, según estadísticas oficiales.

El cineasta, que afronta su quinto largometraje tras "Un Buda", "Rodney", "Paco" y "Cruzadas", narrará en "Ley Primera" una historia actual sobre el uso de tierras fiscales, (como se denomina en Argentina a las parcelas propiedad del Estado) que son vendidas a empresas pese a que en ocasiones están habitadas por pueblos indígenas.

Con un conflicto entre hermanos como eje de la acción, la ficción trata "el tema de los verdaderos reyes de la tierra", indicó Rafecas, ya que muestra a una empresa que pretende producir biocombustibles en un territorio habitado por aborígenes.

Rafecas, que aseguró que llegó al tema por "afinidad natural", realizará la película en coproducción con empresarios del cine estadounidense, lo que permitirá que algunas estrellas del cine de Hollywood estén en el largometraje.

Entre las posibilidades que se barajan, según el director, el inglés Pierce Brosnan, protagonista de cuatro películas de la saga del detective James Bond, y el estadounidense Armand Assante ("Juez Dredd", 1995) podrían formar parte del reparto, además de la actriz argentina Norma Aleandro ("El hijo de la novia", 2001).

El cineasta reconoció que es probable que él mismo se ponga también delante de las cámaras, e incluso que desarrolle "un papel protagónico" como ya hizo en "Un Buda" (2005), y también detalló que el filme será rodado en inglés, español y en la lengua de la etnia qom.

Rafecas aseguró que estuvo viviendo durante tres meses en la selva chaqueña para escribir el guión de una película con la que quiere "poner en la agenda de los medios" la situación que aún hoy tienen muchas poblaciones indígenas que viven en territorios de propiedad pública que son vendidos a corporaciones.

"La película va a tocar el tema, va a preocupar y espero que vuelva a poner el asunto en análisis y en la agenda de los medios", expresó.