El Barcelona firma el pleno de victorias en el inicio liguero, para pasar a liderar en solitario la clasificación de Primera división, tras su último triunfo ante el Valencia (1-0), en una jornada, la tercera, que dejó los primeros goles de Cristiano Ronaldo para el Real Madrid, sin celebración antes de alimentar un debate.

"Estoy triste y dentro del club saben por qué". Es una frase de Cristiano que enciende las alarmas. El día que debía celebrar alcanzar 150 goles desde que llegó al Real Madrid. Protagonizar una nueva cifra escandalosa de un futbolista mayúsculo que tiene comportamientos difíciles de justificar. Ninguno de sus dos primeros goles del curso liguero tuvieron celebración. Serio. Mostrando que algo le incomoda.

El Real Madrid obtuvo su primer triunfo en Liga al tercer intento. Un 3-0 con poco fútbol para derribar el orden del Granada. Una tarde de resaca de la Supercopa en el Bernabéu, que decidió la pegada de Cristiano, ilusionó el estreno del croata Luka Modric y cerró el triunfo el argentino Gonzalo Higuaín. Ronaldo pidió la palabra en zona mixta. Tenía algo que decir. Un mensaje que desata el debate e instala la preocupación en el madridismo. Su estrella no es feliz. Y la temporada acaba de empezar.

El Barcelona sigue a su ritmo. Se levantó del palo anímico de perder el primer título de la temporada ante su gran rival. Lo hizo en un duelo siempre complicado, ante el Valencia, y con el gol de la jornada. El brasileño Adriano encontró la escuadra con su disparo. No le hizo falta brillar más al líder. Se estrenó el ghanés Alex Song como titular y el equipo che pudo empatar en el último instante. Víctor Ruiz que había visto como le anulaban un gol por fuera de juego, tuvo un cabezazo a placer tras un córner que remató arriba. Dos puntos de nueve posibles es el mal balance para un Valencia que no encuentra el camino de la victoria.

Las primeras jornadas de Liga muestran una clasificación siempre sorprendente. Es segundo el Mallorca. Extendiendo el buen trabajo de Joaquín Caparrós de la pasada campaña. Siete puntos de nueve posibles. Derrotó a la Real Sociedad con un gol de Víctor Casadesus. Es tercero al Málaga que silencia con fútbol el agobio económico que hizo peligrar su etapa más gloriosa en un verano de locos.

En la semana que certificó su participación en la fase de grupos de la Liga de Campeones, superando la previa, el broche fue un triunfo en La Romareda ante el Real Zaragoza, con el gol del luchador Ignacio Camacho, que premió la seriedad del equipo del chileno Manuel Pellegrini.

Dos recién ascendidos como Rayo Vallecano y Real Valladolid ocupan la cuarta y quinta plaza. Premio a la valentía. Ninguno ganó en la tercera jornada. Los de Vallecas sobrevivieron al Sevilla (0-0), a dos penaltis en contra -fallados por Álvaro Negredo e Iván Rakitic- y la expulsión de su portero Rubén a los 69 minutos. Los de Miroslav Djukic encajaron su primera derrota, que levanta el ánimo de San Mamés y el Athletic, pero fiel a su filosofía. Los tantos de Aduriz y Susaeta dan un respiro a Marcelo Bielsa (2-0).

El partido más vistoso llegó en el Ciudad de Valencia. El Levante recuperó la mejor de sus versiones para levantar un partido que tenía perdido en inferioridad numérica (3-2). Dos golazos del italiano Samuele Longo y Sergio Tejera representaban el despertar del Espanyol.

Con cero puntos en su casillero vio como la entrada en escena de Michel levantó al Levante. Un golazo de Juanlu, latigazo a la escuadra desde la frontal, el estreno del lateral alemán Lell y el broche a los 93 minutos de Michel, repleto de fortuna al golpear su centro en un defensa rival.

Es colista, junto al Espanyol, Osasuna. Tres derrotas y solo un gol a favor en tres jornadas. Perdió en Balaídos sin mostrar capacidad para reaccionar a los golpes. El gol de Iago Aspas le tumbó. Mario Bermejo cerró la primera victoria del Celta en su regreso a la elite (2-0).

Cerca, en A Coruña, repartieron puntos Deportivo y Getafe (1-1) en un vistoso partido en el que marcaron los jugadores que mejor han iniciado el campeonato de cada equipo, Riki y el marroquí Abdel Barrada. La jornada se completará con el Real Betis-Atlético de Madrid, aplazado por la disputa de la final de la Supercopa de Europa.

Roberto Morales