Luego de años de batallas legales, Israel completó el domingo la evacuación de un gran asentamiento no autorizado en Cisjordania, en un caso que agrupó a los colonos más enardecidos que se oponen a retirarse de las tierras que reclaman los palestinos.

Para el mediodía, los 300 residentes de Migron habían partido, dijeron las autoridades, dos días antes de cumplirse el plazo legal decretado por los tribunales.

La suerte de los asentamientos judíos tiene atascadas desde hace tres años las negociaciones de paz en el Medio Oriente. Los palestinos se niegan a dialogar mientras Israel siga ampliando los asentamientos en Cisjordania y la parte oriental de Jerusalén, territorios capturados por el estado judío en la guerra de 1967 y que reclaman los palestinos para un futuro estado. Sostienen que la construcción de los asentamientos es una muestra de mala fe.

La mayoría de los residentes de Migron partieron voluntariamente pero los agentes tuvieron que sacar por la fuerza a varios jóvenes que se habían refugiado en una casa rodante abandonada. En otra casa blanca prefabricada, junto a un tractor de juguete y una bicicleta con ruedas adicionales para aprender, varios jóvenes se encaramaron al tejado agitando una bandera israelí y se negaron a bajar.

Las autoridades comenzaron a cargar las pertenencias de los residentes en grandes camiones, para llevarlas a alojamientos temporales antes que los residentes de Migron se afinquen en residencias permanentes en Cirjordania, a pocos kilómetros (millas) de distancia, lo que fue parte del compromiso con los residentes.

En total, la Policía detuvo a ocho jóvenes, todos ellos no residentes que llegaron a Migron para protestar contra el desalojo. No hubo informaciones de heridos.

Unos 500.000 israelíes viven ahora en las tierras ocupadas, casi todos ellos en la parte oriental de Jerusalén o en otros asentamientos de Cisjordania.

Empero, varios miles más viven en asentamientos no autorizados de Cisjordania. Israel prometió en repetidas ocasiones evacuarlos, aunque es realidad apenas toma medidas. En muchos casos, las autoridades incluso les ayudaron con el tendido eléctrico y la construcción de carreteras de acceso.