Rusia instó el sábado a la comunidad internacional a dejar de lado las diferencias y pugnar por el cese de la violencia en Siria.

Todos los países preocupados por la situación en Siria deben esforzarse por persuadir a todas las partes del conflicto sirio para que termine la violencia, dijo el canciller ruso, Sergey Lavrov, en un discurso ante el Instituto de Relaciones Internacionales en Moscú.

Lavrov consideró que, aunque la comunidad internacional está unida en el deseo de que terminen los enfrentamientos entre los rebeldes y el régimen en Siria, hay "desacuerdos muy serios" sobre la manera de lograrlo.

El canciller ruso también criticó a los países que favorecen una intervención militar extranjera en Siria. "Cada interlocutor foráneo debe hacer que todas las partes sirias, sobre todo quienes tienen una influencia especial, cesen la violencia".

"Cuando dicen que el gobierno debe suspender la violencia primero ... eso es o bien ingenuo o una provocación", estimó Lavrov.