Una funcionaria de alto rango asignada por el gobierno del presidente Barack Obama y por mucho tiempo asesora de la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos Janet Napolitano renunció el sábado en medio de acusaciones de conducta sexual inadecuada presentadas por al menos tres empleados de Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

La agencia informó que Suzanne Barr presentó su renuncia el sábado. Barr era jefa de personal del director del ICE John Morton y es acusada de mostrar una conducta sexual inapropiada hacia los empleados. Las quejas están relacionadas a una demanda por discriminación sexual y represalias presentada en mayo por un agente del ICE.

Barr se ausentó con licencia del puesto a principios de agosto después de que un periodista del diario New York Post reportó la demanda presentada por James T. Hayes Jr., agente especial a cargo del ICE en Nueva York. Otros empleados decidieron acusar a Barr por esas fechas.