El candidato republicano a la vicepresidencia de Estados Unidos, Paul Ryan, admitió el sábado que no corrió un maratón en menos de tres horas como lo había asegurado en una entrevista radiofónica difundida por todo el país.

Ryan reconoció que se equivocó por más de una hora en el tiempo del maratón. El candidato hizo la aclaración en un comunicado después de que la revista Runner's World encontró evidencias de que terminó un maratón en un tiempo de poco más de cuatro horas.

El candidato vicepresidencial había dicho el mes pasado al locutor radiofónico Hugh Hewitt que había corrido un maratón en "dos horas y cincuentaitantos" minutos. Ese ritmo es cuatro minutos por kilómetro (0,62 millas) en el trayecto de 42,195 kilómetros (26,2 millas), lo cual resulta demasiado rápido para los corredores ocasionales.

Ryan dijo que debió haber redondeado su tiempo del maratón en cuatro horas, y no en tres.