La designada presidencial (vicepresidenta) de Honduras, María Antonieta Guillén, inauguró hoy oficialmente el inicio de la celebración por los 191 años de Independencia de Centroamérica de la Corona española, el 15 de septiembre de 1821.

"Los hondureños debemos alzar nuestras voluntades y devociones con el firme propósito de hacer de Honduras un país diferente, donde impere la armonía y la paz sea el ambiente propicio de vida", pidió Guillén en su discurso en un acto celebrado en la plaza La Democracia, situada a inmediaciones de la Casa Presidencial.

Durante la ceremonia Guillén presidió la izada de la bandera de Honduras en esa plaza, lo que marcó el inicio oficial de la celebración de los 191 aniversarios de la Independencia de Centroamérica de la Corona española, el 15 de septiembre de 1821.

Guillén insistió en la necesidad de "hacer de Honduras un país diferente donde el trabajo dignifique, el estudio sea la meta de nuestras aspiraciones y donde todos nos entreguemos a construir la esperanza nacional".

También señaló que Septiembre "es un mes que enaltece nuestros valores cívicos" y, además, se recuerda a los "preclaros hijos de esta latitud del continente americano que hace 191 años alzaron sus voces para proclamar la libertad y sembrar la semilla republicana forjando con sus ideales el nuevo rumbo de las naciones oprimidas por más de tres siglos".

"Solo el hombre libre sabe respetar la libertad de los demás", remarcó Guillén, al recordar al hondureño José Cecilio del Valle, redactor del Acta de Independencia de Centroamérica en 1821.

Al acto asistieron funcionarios del Gobierno, el vicealcalde de Tegucigalpa, Juan Diego Zelaya, otros altos cargos y diplomáticos, al igual que un grupo de escolares y colegiales.