El medio español Javi García, transferido del Benfica al Manchester City a cambio de 20 millones de euros, era un "desconocido" cuando llegó al club lisboeta, donde "se revalorizó", dijo su antiguo entrenador, el portugués Jorge Jesús.

"Es un excelente jugador, un excelente profesional y salió por su calidad. El Benfica está trabajando en el presente y en el futuro, tenemos soluciones en la cantera", aseveró Jesús en conferencia de prensa.

El fichaje de Javi García por el City ha causado gran revuelo entre aficionados y prensa portuguesa, que ahora se cuestionan cómo se suplirá al murciano, pieza clave en el esquema del Benfica, rival del Barcelona en la primera fase de la Liga de Campeones.

"Dije al presidente que no quería buscar ningún extranjero, pues tenemos jugadores portugueses que dan garantías en el futuro y todavía tenemos a Matic (internacional serbio ex del Chelsea), que ya demostró su valor", apuntó.

Javi García, nacido hace 25 años en Mula (Murcia), tenía una cláusula de rescisión de 30 millones y contrato con el Benfica hasta 2017, al que había llegado en el verano de 2009 procedente del Real Madrid a cambio de siete millones de euros.

Pieza esencial del equipo por sus coberturas defensivas, robos de balón y agresividad en el juego aéreo, el futbolista español se marchó agradecido a la oportunidad que le brindó el Benfica y al cariño que recibió de sus aficionados, que le encumbraron como un ídolo.

"Digo feliz, pero también triste. Quiero que todos los benfiquistas sepan que llevo el águila (escudo del Benfica) en el corazón. Intenté representar al Benfica con todo el amor y fuerza del mundo durante las tres temporadas. Dejo muchos amigos y una grande afición", comentó el murciano en las redes sociales.

Durante sus tres temporadas en La Luz, el canterano del Real Madrid venció la Liga portuguesa (2010), jugó 132 partidos en todas las competiciones y marcó catorce goles.

Sus buenas actuaciones en Portugal le valieron una convocatoria en la selección española, con la que debutó en una amistoso ante Serbia el pasado 26 de mayo.