La mayoría de las gasolineras de Montevideo, donde reside la mitad de los 3,4 millones de habitantes del país, se quedó hoy sin naftas debido a un conflicto sindical en la empresa estatal de combustibles Ancap, informaron fuentes empresariales.

El sindicato de funcionarios de Ancap bajó en los últimos días el ritmo de entrega de combustibles en medio de un conflicto para reclamar mayores medidas de seguridad.

Como las autoridades de la empresa y del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social se comprometieron a retomar las negociaciones la próxima semana, el sindicato decidió realizar en la jornada guardias gremiales para abastecer los camiones que transportan el combustible a las gasolineras.

Sin embargo, los camioneros no trabajan los fines de semana.

La creciente demanda de los automovilistas frente al riesgo de desabastecimiento llevó a que hoy en la mayoría de las gasolineras se terminaran las reservas de naftas, informó el presidente de la Unión de Vendedores de Nafta, Daniel Añón.

La falta de combustibles se extenderá por lo menos hasta el lunes cuando los camiones vuelvan a cargar en la planta de refinado de Ancap y distribuyan a las gasolineras.

Teniendo en cuenta que la mayoría de las gasolineras quedaron sin reservas y llenarán las mismas a partir de lunes en otras seguramente no habrá naftas al menos hasta el martes, estimó Añón.