El argentino Javier Saviola debutó el sábado con el Málaga en la victoria de su nuevo equipo por 1-0 sobre el Zaragoza en la liga española de fútbol.

Saviola, fichado del Benfica portugués, entró en juego al inicio de la segunda mitad y, a los 56 minutos, Ignacio Camacho anotó el gol de la victoria para el Málaga, que suma siete puntos tras tres encuentros.

En cotejo anterior, un gol de Iago Aspas en la segunda mitad y otro en los descuentos de Mario Bermejo permitieron al Celta de Vigo ganar su primer partido desde que ascendiera a la primera división, al imponerse por 2-0 a Osasuna.

Aspas marcó a los 69 minutos tras una gran jugada por banda izquierda del argentino Augusto Fernández, quien sorteó al defensor Damiá Abella para poner un preciso centro a la cabeza del ariete. Bermejo rentabilizó un error defensivo en la última acción del partido.

Tras dos derrotas en el arranque, Celta sumó así sus tres primeros puntos del campeonato, mientras Osasuna sigue sin estrenar su casillero.

La programación sabatina se completa con los partidos Deportivo La Coruña-Getafe y Mallorca-Real Sociedad. Real Madrid y el Barcelona reciben el domingo a Granada y Valencia, respectivamente.

El estreno de Saviola fue lo más destacado del Zaragoza-Málaga. Las ocasiones visitantes en la primera mitad partieron siempre de las botas de Isco Alarcón y finalizaron en remates del brasileño Eliseu. Pero la entrada de Saviola impulsó al equipo del chileno Manuel Pelelgrini, que pisó el acelerador hasta decantar la balanza con el tanto de Camacho, quien cabeceó libre de marca un tiro de esquina.

Osasuna pudo inaugurar el marcador en la primera mitad de no ser por el travesaño, que repelió un buen cabezazo de Joseba Llorente. Antes, Aspas había forzado una valiente salida de Andrés Fernández, y nuevamente el delantero celtiña obligó a una excelente intervención del arquero visitante con un cercano cabezazo.

Tras malgastar un tiro libre indirecto antes del descanso, Celta intensificó su asedio en la reanudación, especialmente en progresiones de Fernández por la izquierda y llegadas al área de Aspas, una combinación letal en el gol de la victoria local. La expulsión de Alejandro Arribas en el tramo final acabó por sepultar las esperanzas de Osasuna.