El centrocampista internacional uruguayo Antonio 'Tony' Pacheco, el mayor ídolo en la actualidad del Peñarol, afirmó que volverá a los campos antes de lo que se piensa tras sufrir el pasado fin de semana una fractura de tibia y peroné en la pierna derecha.

"Ya faltan cuatro días menos para la recuperación", aseguró el futbolista en declaraciones a medios locales en referencia a la operación a la que fue sometido el pasado lunes para colocarle un clavo de Küntscher para corregir la fractura. Con ese sistema se evita el yeso y se acelera la recuperación.

El médico jefe de la sanidad de Peñarol, Alfredo Rienzi, destacó que la operación resultó muy bien y que el postoperatorio "no tuvo complicaciones".

Rienzi estimó entre cuatro y seis meses el tiempo que Pacheco estará alejado de los campos pero el centrocampista, de 36 años, aseguró que volverá a ponerse la camiseta de Peñarol "antes de lo que se piensa".

Pacheco, que el pasado domingo volvió al equipo de sus amores para ser el capitán de la plantilla un año después de salir por la puerta de atrás, fue a disputar un balón en el centro del campo con el panameño Eric Davis, las piernas chocaron duro y el ídolo llevó la peor parte.

Davis concurrió al sanatorio en el que está internado Pacheco para saludarle.

"Le dije al chico que no se preocupe, lo ocurrido son cosas del fútbol, él no tuvo responsabilidad y no debe cargar con esa mochila", agregó el centrocampista.

"Tony", como se le conoce en el ambiente del fútbol, es un futbolista muy querido y respetado entre sus pares por su forma de actuar dentro y fuera de los campos.

Emocionado, Pacheco agradeció las "muchísimas" muestras de apoyo que recibió de colegas, técnicos, directivos y personalidades del deporte locales y del exterior.

Anteriormente, y entre varios pasajes en el Peñarol, Pacheco jugó en el italiano Inter, los españoles Albacete, Espanyol y Alavés, el argentino Gimnasia y Esgrima y el local Wanderers que la pasada temporada le dio cobijo cuando no tuvo lugar en el club de sus amores.