El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, abogó hoy por un supervisor bancario europeo que sea "realmente efectivo, no solo una fachada", y que se centre en controlar las entidades financieras con riesgo sistémico.

En un artículo que publica el diario británico "Financial Times", Schäuble señala que el nuevo organismo de supervisión, que recaerá en el Banco Central Europeo (BCE), debería vigilar de forma directa a los bancos que supongan "un riesgo sistémico a nivel europeo" pues es imposible abarcar todas las entidades financieras europeas.

"Es sentido común: no podemos esperar un organismo supervisor europeo que supervise directamente a todos los prestamistas de la región de forma efectiva, hay solo 6.000 en la zona euro", apuntó.

El comisario europeo de Mercado Interior y Servicios Financieros, Michel Barnier, señaló hoy sin embargo, en declaraciones que publica el rotativo alemán Süddeutsche Zeitung, que el BCE deberá supervisar los mas de 6.000 institutos crediticios de la zona del euro a partir del año próximo.

El comisario europeo indicó hoy que el control central de todos los bancos de los 17 países de la zona del euro será vinculante y obligatorio, y que el resto de los países de la Unión Europea que no tienen moneda única podrán sumarse voluntariamente a esa vigilancia.

Por otro lado, el ministro alemán de Finanzas indica en el FT su posición favorable a que los bonus de los banqueros no excedan su sueldo y en dar a los accionistas la posibilidad de controlar esos emolumentos variables.

"Al tiempo que necesitamos fijar incentivos para que los directivos actúen en el interés a largo plazo de sus bancos, también debemos establecer los incentivos adecuados para los acreedores y los accionistas que financian los bancos", señaló.