El jugador español de baloncesto Pau Gasol afirmó que "gracias a la ayuda de todos se están salvando muchas vidas", en una visita organizada por Unicef, organización de la cual es embajador, a Chad.

"En Chad ya han recibido tratamiento contra la desnutrición la mitad de los niños pero no hay que olvidar que hay aún cientos de miles que necesitan ayuda y por eso hay que seguir poniendo nuestro granito de arena", declaró Pau.

El subcampeón olímpico pasó seis días en Yamena, la capital, y Kanem, donde conoció de primera mano el trabajo que Unicef lleva a cabo en al región mediante la construcción de pozos de agua, suministro de material escolar y enseñanza de hábitos de higiene y salud para evitar enfermedades como el cólera.

Chad es un país africano azotado por una pobreza extrema, los conflictos bélicos, la sequía y el incremento de precios.

"Es muy importante llegar a estos lugares ya que las familias no podrían abordar estos problemas sin la ayuda de Unicef", admitió el bicampeón de la NBA.

Pau Gasol, como embajador de Unicef, abandera "El Proyecto de Pau", una iniciativa de la Fundación Nacional Nelson Mandela, que desde su puesta en marcha ha ayudado a 12.000 niños a volver a la escuela, formación de 160 educadores, adquisición y distribución de kits de enseñanza, formación de 15.000 padres y renovación de 11 escuelas.

Chad es el cuarto país que visita el pívot de los Lakers desde 2005. Sudáfrica, Ángola y Etiopía fueron los otros lugares donde Pau se implicó personalmente.