Miles de personas fueron desalojadas esta madrugada por un incendio declarado en la Costa del Sol, en sur de España, y que causó dos heridos, uno de ellos grave.

El fuego comenzó ayer por la tarde en Sierra Negra, en la localidad malagueña de Coín, y el Gobierno regional de Andalucía ordenó la intervención de medios estatales y la activación en la zona de la Unidad Militar de Emergencias para sofocar los fuegos y atender a la población.

De momento, más de 250 especialistas trabajan en la extinción del fuego que, según el delegado de Medio Ambiente en Málaga, Javier Carnero, parece que "se puede estar conteniendo" dentro de la "gravedad".

Carnero declaró a Efe que la mejoría fue debida al cambio de la dirección del viento y precisó que gran parte de la zona afectada es un área de urbanizaciones, mientras que el resto es terreno forestal.

En Ojén, también en la provincia de Málaga, más de cuatro mil personas fueron desalojadas y, según fuentes del servicio de emergencias sanitarias, dos resultaron heridas en la urbanización El Rosario de esta localidad y tuvieron que ser hospitalizadas.

Una de las víctimas sufre quemaduras en el 50 % de su cuerpo, por lo que su estado es grave.

Las llamas se extendieron de madrugada hasta Marbella, en concreto a la zona de Elviria, y obligaron al corte de un tramo de la autopista AP-7.

El fuego, que ha recorrido en longitud lineal unos 30 kilómetros, obligó al desalojo de numerosas viviendas y urbanizaciones en los cinco municipios afectados, donde se habilitaron varios centros hoteleros y albergues para que pudieran pasar la noche los afectados.

La alcaldesa de la ciudad malagueña de Marbella, Ángeles Muñoz, confirmó a Efe que se están evacuando varias urbanizaciones de la zona este del término municipal marbellí, como La Mairena, Elviria, la zona de Las Chapas y la del Molinillo, donde está concentrado el fuego.

Las tareas de extinción del incendio se centran actualmente en el frente norte, una vez que están en fase de control los frentes oeste, sur y este.

Por el momento no hay estimación de la superficie afectada por este incendio, ya que la tarea principal es la extinción y la protección de las zonas habitadas.