La entidad financiera española Bankia, que fue nacionalizada el pasado mayo en medio de una profunda crisis, cerró el primer semestre del año con unas pérdidas de 4.448 millones de euros, una de las cifras más altas de la historia de la banca española.

Durante el mismo periodo de 2011, Bankia ganó 205 millones de euros.

La crisis de confianza que generó la nacionalización de Bankia provocó a la entidad una intensa fuga de depósitos, que alcanzó hasta julio cerca de 7.000 millones de euros.

La entidad publicó hoy, en el último día de plazo, los resultados correspondientes al primer semestre del año, muy marcados por el plan de saneamiento puesto en marcha tras la entrada del nuevo presidente, Jose Ignacio Goirigolzarri, en mayo.

Solo este año, la entidad debe destinar a saneamientos 13.715 millones de euros, de los que 7.510 millones se ejecutaron entre enero y julio.

Así, la entidad entró en pérdidas en el primer semestre con 4.448 millones, una de las cifras más altas de la historia empresarial española.

En paralelo, Bankia sufrió la pérdida de 3.268 millones de euros en cuentas corrientes y de ahorro y 6.388 millones en depósitos a plazo, lo que supone cerca de 10.000 millones en total, aunque la cifra final se vio aminorada hasta los 6.921 millones por la reinversión de parte de estos depósitos en pagarés.

La entidad atribuye este descenso a la competencia que existe entre las entidades para captar ahorro de clientes, aunque los expertos opinan que se debió a la crisis de confianza generada por la nacionalización de Bankia tras la salida del anterior presidente, Rodrigo Rato.

El ratio de morosidad de Bankia se elevo a 30 de junio hasta el 11 por ciento, frente al 7,6 % de diciembre pasado.

El volumen de activos de dudoso cobro era, al cierre del semestre, de 22.000 millones de euros, frente a algo más de 15.000 millones de cierre del año pasado.

Bankia está a la espera de que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria español (FROB) realice una inyección para recapitalizar la entidad, lo que se producirá, según dijo el propio organismo, de manera "inmediata".

El FROB inyectará sus propios recursos, sin esperar a la ayuda de Bruselas, que llegará finalmente en noviembre, según anunció hoy el Eurogrupo en un comunicado desde Bruselas.

De momento se desconoce qué cantidad se invertirá en el capital de BFA-Bankia, aunque el nuevo equipo gestor reclama 19.000 millones de euros.

Europa ha prometido una asistencia financiera de 100.000 millones de euros a España para el sector bancario.

Hoy, las acciones de Bankia experimentaron en bolsa una subida del 6,26 % hasta los 1,426 euros.