Los grupos bancarios que operan en España obtuvieron un beneficio neto conjunto de 3.196 millones de euros entre enero y junio de 2012, con un fuerte recorte del 51,7 % debido al importante esfuerzo realizado en dotaciones a provisiones.

Según informó hoy la Asociación Española de Banca (AEB), que no incluye a los bancos procedentes de cajas como Bankia o Caixabank, los saneamientos y dotaciones realizados hasta junio por el sector ascendieron a 16.527 millones de euros, un 64 % más que en junio de 2012.

El crédito creció el 6 % entre enero y junio, en tanto que la morosidad del sector se situó en el 5,2 % frente al 4,5 % registrado un año antes, según estos datos.

Para la AEB, la parte superior de la cuenta de resultados se mantuvo estable, con un margen de explotación antes de dotaciones de 21.289 millones de euros, entre otras razones por el incremento del 6,9 % del margen de intereses, así como a los buenos resultados por operaciones financieras del semestre, que crecieron el 56,2 %.

Los fondos propios del sector crecieron el 7 % entre enero y junio, lo que permitió a la banca mantener su capital de mayor calidad por encima del 10,2 %, 120 puntos básicos más que el alcanzado en la primera mitad de 2011.

En cuanto a las cuentas individuales de la banca, el beneficio neto se situó en 729 millones de euros, el 82 % menos que en junio de 2011, dice la AEB.