El campeón defensor Novak Djokovic no enfrentó un solo punto de rompimiento el domingo en su triunfo 6-3, 6-2, 6-2 sobre el francés Julien Benneteau en la tercera ronda del U.S. Open.

El serbio Djokovic, segundo preclasificado, sólo ha perdido 14 games en tres partidos en Flushing Meadows. Perdió el primer break point en el primer game ante Paolo Lorenzi — el duelo inicial de Djokovic en el torneo — y desde entonces no ha tenido otro punto de rompimiento.

En el primer partido del día en el estadio Arthur Ashe, Djokovic concluyó con 13 aces y 13 puntos ganadores, con sólo cinco errores no forzados. Llegó a octavos de final por sexto año consecutivo y ahora chocará con el ganador del partido entre Alexandr Dolgopolov y Stanislas Wawrinka.