Un tribunal desechó el viernes la acusación de Apple Inc. de que Samsung había transgredido su patente, en el más reciente episodio de la batalla legal mundial sobre los teléfonos inteligentes que enfrentan a los titanes de la tecnología actual.

Samsung Electronics Co. de Corea del Sur, el mayor fabricante mundial de teléfonos, recibió con complacencia el fallo del Tribunal del Distrito de Tokio que dijo que su tecnología para sincronizar los teléfonos celulares con computadoras no infringe las patentes de Apple lo cual confirma "nuestra posición previa", dijo.

"Continuaremos ofreciendo productos de alto nivel innovativo a los consumidores y continuaremos con nuestra contribución hacia el desarrollo de la industria móvil", dijo la empresa en una declaración.

El abogado de Apple presente en el tribunal se abstuvo de hacer declaraciones, y no estaba claro de inmediato si Apple apelará a la decisión.

En una sesión que duró poco minutos, el juez Tamotsu Shoji dijo que no pensaba que los productos Samsung caían dentro del campo de la tecnología de Apple y desechó la demanda judicial, presentada el año pasado por Apple en agosto del año pasado.

Apple, fabricante de Cupertino, California es el fabricante del iPhone y del iPad, se ha enfrentado en batallas legales similares en todo el mundo sobre los teléfonos inteligentes de Samsung, que tiene como base la tecnología Android de Google Inc.. Le acusa de usar ilegalmente los diseños, ideas y tecnología de Apple.

En uno de esos casos, un jurado de California decidió la semana pasada que los productos Samsung usaba ilegalmente las creaciones de Apple.

El jurado ordenó el pago de 1 millón de dólares en daños.

___

El periodistas de Tecnología de AP Youkyung Lee en Seul contribuyeron a este despacho.