Las autoridades regulatorias de Argentina dieron el visto bueno a la adquisición por parte de la petrolera Bridas Corporation de los activos de refinación y comercialización de combustibles de la filial local de la estadounidense ExxonMobil.

Bridas, una sociedad conformada por el grupo argentino Bulgheroni y la China National Offshore Oil Corporation que opera bajo la denominación Pan American Energy, se convierte así en la segunda petrolera integrada del país después de la estatal YPF.

La Secretaría de Comercio Interior aprobó el traspaso de una refinería de petróleo con capacidad para procesar 90.000 barriles diarios en la localidad de Campana, unos 100 kilómetros al norte de Buenos Aires, una planta de lubricantes, tres terminales de distribución de combustibles y una red de más de 500 estaciones de servicio pertenecientes a Esso, denominación de la filial local de ExxonMobil, según una resolución difundida este viernes.

La operación, que también incluyó 220 gasolinerías Esso en Uruguay y Paraguay, se había concretado hace más de un año a cambio de unos 700 millones de dólares, pero restaba la aprobación de las autoridades regulatorias de Argentina.

Hasta ahora Bridas se concentraba en el negocio de la exploración y producción de hidrocarburos. Con esta adquisición incorpora el llamado "downstream" (refinación y comercialización de combustibles).

Bridas dijo en un comunicado que invertirá unos 800 millones de dólares para aumentar la capacidad de producción de combustibles en la refinería de Campana.

Al mismo tiempo, comunicó que seguirá usando la marca Esso en todas las estaciones de servicio durante los próximos años y se hará cargo de sus empleados.

La resolución de las autoridades de control se conoce un día después de que YPF difundiera su plan estratégico para los próximos cinco años que le demandará una inversión de 37.200 millones de dólares.

Bridas podría aportar parte de ese capital, anunció el presidente de YPF Miguel Galuccio.