Al menos cuatro personas murieron hoy y otras tres resultaron heridas en distintos ataques en Irak, algunos de los cuales tuvieron como objetivo religiosos chiíes, informó a Efe una fuente del Ministerio del Interior.

Un grupo armado mató a tiros al imán y predicador de la mezquita de Al Shuruq, jeque Aref Abdelrazaq, y al almuédano de ese templo, situado en la zona de Al Shaab, en el noreste de Bagdad.

Los atacantes emplearon armas con silenciador con las que abrieron fuego cuando los dos hombres salían de la mezquita.

Otro clérigo chií resultó herido grave por los disparos de un grupo armado contra el vehículo en el que se trasladaba por el barrio de Al Mustansiriya, en el este de la capital, según la fuente, que agregó que el conductor del religioso falleció en el acto.

Por otro lado, un civil perdió la vida y otros dos resultaron heridos por el estallido de una bomba lapa adosada en un vehículo en el área de Ameriya, próxima a la ciudad de Faluya, 50 kilómetros al oeste de Bagdad.

Irak ha sido escenario en los últimos meses de un repunte de la violencia con frecuentes ataques dirigidos contra las fuerzas de seguridad y objetivos chiíes, entre otros, desde la retirada de las tropas estadounidenses en diciembre pasado.