Una dura ley en Texas que le exige a las personas presentar una identificación con fotografía a la hora de votar discrimina a hispanos y negros, afirmó el jueves una corte federal.

El fallo evita que la norma, aclamada por conservadores, sea aplicada en las elecciones venideras de noviembre.

En Washington, un panel de tres jueces dictaminó de manera unánime que la ley impone "cargas estrictas e imperdonables a los pobres" e hizo notar que es más probable en Texas que las minorías raciales vivan en pobreza.

Esta fue la segunda derrota importante para Texas en tres días ante una corte, después de que otro panel de tres jueces en Washington fallara que la legislatura texana, predominantemente republicana, no logró evitar "efectos discriminatorios" a la hora de distribuir los nuevos distritos electorales del estado para el Congreso federal y el Senado estatal.

La decisión de la identificación con fotografía para votar podría sentar un precedente para próximas impugnaciones legales a leyes similares en otros estados. Asimismo, la decisión se dio la misma semana en que la estricta ley de identificación para votar con fotografía es sometida a juicio en Carolina del Sur ante otro panel de tres jueces en el mismo tribunal federal. En ese caso se espera el resultado antes de la elección de noviembre.

El fallo sobre Texas aborda un tema político polémico: un esfuerzo, en buena medida por las legislaturas controladas por el Partido Republicano, así como por los gobiernos estatales, por imponer requisitos estrictos de identificación para los votantes. En Texas, la medida fue aclamada por los conservadores tras su aprobación en 2011.

"Hoy, los jueces federales revirtieron la voluntad del pueblo de Texas", dijo el gobernador republican Rick Perry. "Y socavó nuestro esfuerzo de asegurar una elecciones justas y precisas".

___

Los reporters de The Associated Press Pete Yost y Mark Sherman Washington contribuyeron con este despacho.