El ministro griego de Finanzas, Yannis Sturnaras, viajará la próxima semana a Berlín para reunirse con su homólogo alemán, Wolfgang Schäuble, antes de recibir en Atenas a los jefes de la troika, a quienes debe presentar un nuevo paquete de ahorro por 11.600 millones de euros.

El Ministerio heleno de Finanzas ha confirmado hoy que Sturnarás tiene previsto viajar a Berlín el próximo martes, 4 de septiembre, y reunirse el domingo siguiente, 9 de septiembre, en Atenas, con los jefes de la troika integrada por expertos de la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La agencia Amna ha asegurado hoy que los responsables de la troika llegarían a la capital helena dos días antes, el viernes 7 de septiembre, un dato que no ha sido aún confirmado por fuentes oficiales.

Se espera que en estas citas Sturnarás pueda presentar el nuevo paquete de medidas de ahorro, por 11.600 millones de euros en los próximos dos años, exigido por la troika para que Atenas continúe recibiendo ayuda financiera externa, para lo cual los partidos que apoyan al Gobierno del conservador Andonis Samarás deben aún superar sus divergencias.

Una reunión del ministro con los responsables de economía del partido socialdemócrata Pasok, Evangelos Venizelos, y del partido de izquierda moderada Dimar, Fotis Kuvelis, celebrada anoche en Atenas, terminó tras cuatro horas de debates sin resultados, ha informado hoy Amna.

Por otro lado, se espera que en su encuentro con Schäuble, Sturnaras trate sobre la solicitud de Grecia de obtener más tiempo para implementar el nuevo recorte, una petición rechazada hasta ahora por Alemania.

Samarás ha asegurado que su país no pide más dinero, pero sí una prórroga de unos dos años para llevar a cabo las dolorosas medidas de ahorro hasta 2016.

Schäuble, en una entrevista al dominical berlinés Tagesspiegel am Sonntag del pasado día 26, alertó de que "más tiempo significa generalmente más dinero".

"El paquete de las medidas está casi finalizado, hay unas objeciones secundarias de los partidos que deben ser debatidas", dijo ayer a la prensa Sturnaras, tras finalizar una reunión con Samarás y los líderes políticos.