Joaquín Rodríguez superó a Alberto Contador en la escalada final para ganar el jueves la duodécima etapa de la Vuelta de España y extender a 13 segundos su ventaja sobre su compatriota.

Los dos españoles se desprendieron del pelotón y pedalearon cabeza a cabeza hasta el último tramo de un empinado ascenso para completar la etapa de 190,5 kilómetros.

Rodríguez, que aventajaba a Contador por 1 segundo, se alejó de su rival faltando un par de cientos de metros para concretar su segunda victoria en una etapa con un tiempo de 4 horas, 24 minutos y 32 segundos.

Contador traspuso la meta ocho segundos después.

"Uno puede comparar este final de la etapa con cualquiera en Italia, es muy explosivo. La gente me lo había explicado y aunque la gente tiende a exagerar, nunca esperé que fuera tan difícil", dijo Rodríguez. "Esperé, luego hice el sprint y lo gané".

Contador no estaba preocupado por perder por 12 segundos en la general frente a Rodríguez, del equipo Katusha.

"Me siento bien y cuando lleguen las etapas de montaña, con finales más largos, en los que incluso debo mejorar", dijo Contador, campeón en 2008.

El británico Christopher Froome fue tercero, a 23 segundos del puntero y en la general quedó a 51 segundos.

Alejandro Valverde cayó a 1:20 detrás de Rodríguez al llegar tercero delante del holandés Robert Gesink.

La 13ra etapa del viernes, desde Santiago de Compostela, considerada herencia de la humanidad por la UNESCO, a Ferrol es el último aperitivo antes de un par de importantes etapas de montaña del fin de semana que probarán la capacidad de Rodríguez para mantener a raya a Contador.

"Alberto va a ir por nosotros el fin de semana", dijo Rodríguez. "La ventaja es muy pequeña y alguien como Alberto puede dificultar mucho tu trabajo en un buen día".

La carrera de 21 etapas en tres semanas termina el 9 de septiembre en Madrid.