Los republicanos reforzaron la parte del programa político de su partido en el que favorecen el derecho a portar armas, al incluir un nuevo llamado a tener una capacidad ilimitada de munición para sus armas, lo que constituyó una respuesta desafiante a las críticas que trajeron los recientes tiroteos en un cine de Colorado y en un mitin de una congresista de Arizona, que casi muere.

La plataforma 2012, aprobada esta semana por los asistentes a la convención del Partido Republicano que nominaron a Mitt Romney para presidente, también apoya mayores derechos de los propietarios de armas para usar la fuerza letal en defensa propia conocidos como "Stand Your Ground".

Ese concepto legal — según el cual un individuo tiene derecho al uso de la fuerza mortífera en defensa propia en un lugar público, cuando hay una creencia razonable de una amenaza, sin la obligación de alejarse de una situación peligrosa en primer lugar — atrajo la atención nacional en febrero, cuando un vigilante vecinal voluntario mató a tiros a un adolescente negro desarmado en Florida.

Los republicanos tradicionalmente han acogido el derecho a poseer armas en sus plataformas políticas partidistas de cada cuatro años. La aprobada esta semana fue más lejos que las de 2004 y 2008.

Los defensores del control de armas lo ven como una respuesta osada a los llamados por imponer restricciones a las armas de fuego después de que un hombre armado mató a 12 personas en un cine de Colorado el mes pasado, y otro atacante armado mató a seis personas en Tucson, Arizona, a principios del año pasado. En ese incidente, Gabrielle Giffords, en ese entonces una congresista demócrata que celebraba una reunión al aire libre, fue herida gravemente de un disparo en la cabeza.

"El control de armas sólo afecta y perjudica a los ciudadanos respetuosos de la ley", dijo la plataforma republicana 2008. La de este año agrega: "Nos oponemos a la legislación que tiene por objeto restringir nuestros derechos de la Segunda Enmienda, al limitar la capacidad de los cargadores".

Los atacantes en Colorado y Arizona utilizaron armas de gran capacidad que pueden disparar varias rondas rápidamente.

La plataforma del Partido Republicano 2004 dijo que "los ciudadanos respetuosos de la ley" deben tener el derecho "a poseer armas de fuego en sus hogares para la autodefensa". La de este año apoya "el derecho fundamental a la defensa propia siempre que un ciudadano respetuoso de la ley tenga el derecho legal".

También pide leyes federales que "amplíen el ejercicio de ese derecho al permitir a personas con permisos estatales de porte llevar armas de fuego en cualquier estado que emita permisos de este tipo a sus propios residentes".