El Tribunal Electoral de México comenzó hoy a debatir la demanda de nulidad de los comicios presidenciales del 1 de julio presentada por la coalición de izquierda Movimiento Progresista.

Los siete magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) iniciaron la sesión pública poco después de las 17.00 hora local (22.00 GMT).

Si desechan la petición de nulidad de la elección presidencial, los magistrados aún deberán emitir un dictamen final de validez de los comicios y designar a Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), presidente electo a más tardar el 6 de septiembre.

Unos 200 ciudadanos se congregaron en las inmediaciones de las instalaciones del alto tribunal, rodeado desde la madrugada por vallas metálicas para impedir la llegada de los manifestantes.

"Fuera oligarcas", "No más corrupción", "México votó, Peña no ganó", "Los magistrados quieren avalar el fraude" y "México sin PRI" son algunos de los lemas de las pancartas que portan los manifestantes en protesta por lo que se prevé un fallo desfavorable para la izquierda.

Los ciudadanos, muchos jóvenes y algunos con emblemas del movimiento estudiantil "Yo soy 132", coreaban consignas como "Es un honor estar con (Andrés Manuel López) Obrador", candidato presidencial de la izquierda, y "Repudio total al fraude electoral".

Alejandra Paredes, de 47 años, dijo a Efe que llegó al tribunal para protestar por un supuesto fraude electoral que consideró "aún más sucio que el de hace seis años", cuando López Obrador perdió por estrecho margen frente al actual presidente Felipe Calderón, resultado que el líder izquierdista nunca reconoció.

Los magistrados "sólo van a avalar el cochinero que fue esta elección", dijo esta sicóloga desempleada, quien aseguró que el "búnker instalado que han instalado es una prueba del tamaño del miedo y la corrupción".

El electricista Eduardo González Porras, de 56 años, también habló de un "fraude al 100 por ciento" en los comicios del 1 de julio y criticó al TEPJF y a sus magistrados, ya que en su opinión no defienden los derechos de los mexicanos.

Durante la sesión se está leyendo el proyecto de sentencia, que hasta ahora declara infundados por falta de evidencias suficientes los argumentos esgrimidos por la coalición izquierdista para pedir la invalidez de los comicios con base en la violación de los principios de equidad y libertad durante el proceso electoral.

De acuerdo con el escrutinio oficial, Peña Nieto obtuvo el 38,21 % de los votos en las elecciones del 1 de julio, seguido por López Obrador, quien logró el 31,59 % de los sufragios.