El gobernante Frente para la Victoria de Argentina impulsa una reforma electoral para que los extranjeros con residencia permanente y los jóvenes de entre 16 y 18 años puedan votar, aseguraron hoy fuentes parlamentarias.

La iniciativa, que promueve el voto optativo para estos grupos, podría engrosar el padrón electoral argentino, que en los últimos comicios fue de 28,6 millones electores, en unas 3 millones de personas.

El voto en este país suramericano es obligatorio para los argentinos mayores de 18 años y hasta los 70 años.

El senador oficialista Aníbal Fernández, uno de los impulsores del proyecto, afirmó hoy que "hay sobradas razones para demostrar que la juventud madura más rápido que lo que lo hacía 80 años atrás" por lo que a su juicio los jóvenes están en condiciones de optar al voto.

Ante las críticas de algunos sectores de la oposición a la iniciativa, el legislador dijo en declaraciones a radio La Red, de Buenos Aires, que nadie obligará a los jóvenes de entre 16 y 18 años a votar.

"Si no están interesados, no ejercerán su derecho. ¿Qué quieren plantear? ¿Que los van a manipular? Sólo se abre la posibilidad de que puedan votar", afirmó Fernández.

En cuanto a los extranjeros, la propuesta incluye dar opción al voto a quienes tengan al menos dos años de residencia permanente en el país.

De acuerdo con el último censo de población de Argentina, el 4,5 por ciento de los habitantes del país es extranjero, es decir, unas 1,8 millones de personas.

Para aprobar esta reforma, cuya discusión aún no ha sido iniciada en el Parlamento, se necesitan los votos afirmativos de dos tercios de los integrantes de ambas cámaras del Congreso.

Argentina celebrará elecciones el próximo año, cuando se vote para renovar cargos en el Parlamento, mientras que los próximos comicios presidenciales deberán celebrarse en 2015.