El gasto de los consumidores en Estados Unidos subió un 0,4 % en julio de 2012, el incremento más alto en cinco meses, según informó hoy el Departamento de Comercio.

También en julio, el ingreso personal subió un 0,3 % por tercer mes consecutivo.

El gasto de los consumidores equivale, en Estados Unidos, a casi el 70 por ciento del producto interior bruto.

Dado que los gastos crecieron más rápido que los ingresos la tasa de ahorro personal bajó de un 4,3 % en junio a un 4,2 % en julio.

La inflación en el índice de precios de gastos de consumo fue de menos del 0,1 % en julio.