El Banco Mundial aprobó hoy un préstamo de 300 millones de dólares para mejorar el sistema financiero y fiscal del estado brasileño de Río de Janeiro, y apoyar sus servicios educativos y de salud.

"Con este nuevo préstamo podemos consolidar políticas fiscales que ya nos han permitido tener un relevante crecimiento económico. Los fondos permitirán desarrollar la eficacia de nuestro sistema de salud y la calidad de nuestra red educativa", indicó Sergio Cabral Filho, gobernador del estado brasileño.

Río de Janeiro, donde viven cerca de 16 millones de personas, es la segunda economía de Brasil y en los últimos años ha crecido más rápidamente que el resto del país.

Los fondos irán destinados a aumentar la transparencia y gestión de las inversiones públicas, promover las alianzas públicas y privadas, focalizar las transferencias públicas en salud a los sectores más necesitados y fomentar la meritocracia para los procesos de oferta de empleo público, según un comunicado del BM.

Ante la llegada de los grandes eventos deportivos previstos para los próximos años (Campeonato Mundial de Fútbol de 2014 y Juegos Olímpicos de 2016), Río de Janeiro ha aumentado notablemente las inversiones en infraestructuras y desarrollo social.

Asimismo, la directora del BM para Brasil, Deborah L. Wetzel, aseguró que este programa financiero "puede servir como modelo para otros estados que quieren utilizar sus recursos de manera más eficiente y optimizar los servicios educativos y de salud para todos los grupos de población".

El préstamo tiene un periodo de amortización de 23 años y cuenta con 5 años de gracia.