El Gobierno de Estados Unidos ofreció hoy sus "condolencias" a Venezuela por la explosión en una refinería del país caribeño el pasado fin de semana que dejó 42 muertos y más de un centenar de heridos, indicó un portavoz del Departamento de Estado.

"Esto ocurrió hace unos días, solo quiero decir muy claramente que nuestras condolencias van con las familias y amigos de los muertos y heridos en la explosión de la refinería petrolífera de Venezuela", aseguró Patrick Ventrell, portavoz adjunto del Departamento de Estado, en una rueda de prensa.

Asimismo, Ventrell indicó que EE.UU. "consideraría peticiones de asistencia por parte de Venezuela cuando y si son realizadas".

No obstante, indicó que hasta el momento no han recibido esas solicitudes.

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, confirmó este miércoles que 42 personas fallecieron y 132 quedaron heridas por la explosión registrada la madrugada del sábado en la refinería de Amuay (noroeste), y que también dejó ocho personas desaparecidas.

La explosión, ocurrida en el Centro de Refinación Paraguaná (CRP), causó un incendio que se prolongó durante cuatro días y afectó a nueve tanques de combustible de esa instalación petrolera.

Pese a las tirantes relaciones diplomáticas entre Washington y Caracas, que retiraron a sus respectivos embajadores en 2010, Venezuela se mantiene como el cuarto suministrador de petróleo de Estados Unidos.