Dos astronautas — un estadounidense y un japonés — salieron el jueves de la Estación Espacial Internacional para una caminata en la que deberán reemplazar equipos averiados de la base.

Sunita Williams y Akihiko Hoshide podrían pasar unas seis horas enchufando una nueva central de conmutación eléctrica, conectando cables de alimentación y sustituyendo una cámara descompuesta colocada en el brazo robot de la estación orbital.

Esta es la segunda caminata espacial de los ocupantes de la EEI en menos de dos semanas. El 20 de agosto, dos rusos hicieron trabajos fuera del laboratorio orbital.

Si no se tomaran en cuenta estas dos últimas caminatas espaciales, en realidad se ha vuelto cada vez menos común que los astronautas deban salir al vacío del espacio. Eso es así porque después de casi 14 años, la estación espacial está prácticamente terminada y ha estado funcionando bien. Además, los transbordadores de la NASA están fuera de operaciones y ahora son piezas de museo.