Kim Clijsters disputó el que prometió sería su último partido al perder el miércoles en la segunda ronda del Abierto de Estados Unidos de tenis.

La belga perdió 7-6 (4), 7-6 (5) ante Laura Robson, una británica situada en el puesto 89 del ránking mundial.

Clijsters había ganado 22 partidos consecutivos en Flushing Meadows, donde se proclamó campeones tres veces. Logró levantar un par de match points al verse abajo 5-6 en el segundo set, pero su intento de remontada se disipó en el desempate.

A sus 18 años, Robson es la jugadora más joven entre las 100 primeras del mundo.

Clijsters se retiró del tenis profesional para dar a luz una hija, pero volvió en 2009 y sorprendió con su consagración en el US Open de ese año.