El campeón olímpico David Rudisha quiere romper su propio récord mundial de los 800 metros cuando dispute el jueves su última carrera de la temporada.

Rudisha dijo el miércoles que "trataré de ver si es posible" bajar la marca de 1 minuto, 40.91 segundos que logró en los Juegos Olímpicos de Londres cuando compite en la justa de Weltklasse de la Liga Diamante.

"Eso es lo que busco. Esta es mi última carrera de la temporada, así que quiero hacer lo mejor posible", señaló el keniano de 23 años.

Rudisha dominó de principio a fin en su triunfo olímpico hace tres semanas, pero el jueves usará a su compañero de entrenamiento Sammy Tangui para llevar el ritmo en los primeros 400 metros.

"La última vuelta la corro solo", indicó Rudisha, cuya primera presentación tras ganar el oro olímpico será su 11ra carrera del año. "Cada carrera es importante en nuestra temporada, y siempre queremos lograr el mejor tiempo posible".

El programa de Rudisha fue diseñado por su entrenador, un misionero irlandés que vive en Kenia y viajó a Zurich para ver la carrera.

"Después de lo que hizo en Londres sin alguien que le marcara el paso, uno se pregunta si realmente necesita uno", señaló el entrenador Colm O'Connell.

O'Connell describió a Rudisha como un "gran estudiante" de los 800 metros, que ha analizado la forma de correr de anteriores estrellas de la distancia como Sebastian Coe y Wilson Kipketer.

El clima podría afectar el desempeño de Rudisha, ya que se espera lluvia.

"El clima juega un papel muy importante", reconoció Rudisha, quien ganó sus dos carreras previas en Zurich. "He corrido muy pocas carreras en la lluvia y el frío".