El gobierno peruano anunció hoy que someterá a consulta previa de las comunidades indígenas de la selva norte del país un proyecto de exploración petrolera, en cumplimiento por primera vez de una ley aprobada hace un año.

El ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, declaró a medios locales que la consulta se realizará en la zona de Andoas, en la región Loreto, para "dejar en evidencia que el gobierno cumple sus promesas" y que "realmente" se está "fortaleciendo la gestión ambiental y el componente social".

En la consulta previa, sin fecha definida aún, podrán participar las comunidades indígenas de las cuencas de los ríos Pastaza, Corrientes y Tigre, en cumplimiento del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Sin embargo, los resultados de esta consulta no son vinculantes, según se precisa en la norma.

La ley de consulta previa aprobada en Perú se diseñó para evitar que se repitan los violentos sucesos ocurridos el año 2009 en Bagua, donde 34 personas murieron por un enfrentamiento entre policías y nativos opuestos a un paquete de leyes que modificaban sus derechos sobre el agua y la tierra.

El defensor del Pueblo, Eduardo Vega, dijo hoy que el anuncio "ha sido bien recibido por los pueblos indígenas" y que el proceso tiene que ser desarrollado con la mayor pulcritud para que sirva de ejemplo a consultas posteriores.

Vega Luna dijo que la defensoría supervisará esta consulta a las comunidades para "cautelar" el derecho que tienen de "ser consultadas cuando hay temas de este tipo que los puedan afectar y que los involucran directamente".

En tanto, el presidente de la Confederación de Nacionalidades Amazónicas (Conap), Oseas Barbarán, comentó que el anuncio sienta "un precedente histórico" porque se aplicará la ley de consulta previa antes de la suscripción del contrato de exploración.