Los hijos y sobrinos del ex dueño de los Dodgers, Peter O'Malley, asumieron el control de los Padres de San Diego con la promesa de continuar con la tradición familiar de administrar una organización de primer nivel.

El grupo de nuevos dueños incluye a los hijos de O'Malley, Kevin y Brian O'Malley, sus sobrinos Peter y Tom Seidler, y el empresario mexicano Alfredo Harp Helú. El empresario de San Diego, Ron Fowler, fue nombrado como el administrador del grupo.

Se ha mencionado que Phil Mickelson estaría involucrado con el grupo, pero Peter Seidler indicó el miércoles que tienen que conversar con el golfista para ultimar los detalles de su participación.

Fowler indicó que después que el grupo gastó 800 millones de dólares para comprar al equipo a John Moores, todavía hay dinero para mejorar el plantel. Los Padres apenas han disputado los playoffs dos veces desde que perdieron la Serie Mundial de 1998 ante los Yanquis de Nueva York.