Los partidarios de considerar los fetos humanos como personas en el estado de Colorado no han logrado reunir suficientes firmas para conseguir que la propuesta se incluya en las papeletas electorales de noviembre, según informó hoy el Secretario del estado, Scott Gessler.

A la medida, que definiría un óvulo fecundado como persona bajo la constitución estatal, le faltaron cerca de 4.000 firmas para alcanzar las 86.105 necesarias para entrar en la papeleta, aunque ya había sido sometida a votación en dos ocasiones (2008 y 2010), y en ambas fue rechazada con contundencia.

La asociación Personhood USA (Personalidad EEUU) ha intentado a lo largo del año promover la medida en otros seis estados, Oregón, Ohio, Nevada, Montana, Florida y California, también sin éxito.

Los republicanos de Colorado, que previamente habían avalado la medida, ahora se están distanciando de la propuesta porque puede resultar contraproducente para sus aspiraciones en año electoral.

El congresista Mike Coffman, que apoyó la propuesta en 2008 y 2010, y el candidato republicano al Congreso Joe Coors, que donó 1.000 dólares a la organización en Colorado, no han querido unirse en esta ocasión.

Pese a los varios intentos fallidos, la asociación provida no cejará en su empeño e impugnará la decisión de Gessler.

"La ley dice que tenemos 30 días para impugnar, y tenemos toda la intención de hacerlo. (...) Hemos calculado que seremos capaces de recuperar las firmas necesarias para que aparezca en la boleta electoral", explicó Gualberto García Jones, analista legal de la organización.

"Esta descalificación es por un número extremadamente estrecho, y como hemos visto miles de firmas de electores válidos desechadas innecesariamente, vamos a impugnar para asegurar que la voz de todos los votantes de Colorado se escucha, y que cada firma cuenta", sentenció.

La ley también prohibiría abortos sin excepciones, incluidos casos de violación o incesto.