Al menos cuatro insurgentes afganos murieron y otros tres resultaron heridos durante un ataque contra las tropas españolas en Afganistán, en el que también fue herido un militar español.

Fuentes militares informaron a Efe de que los soldados españoles fueron atacados a primeras horas del día por un grupo de insurgentes en las cercanías del puesto de combate de Ludina, en la provincia de Badghis.

El ataque se prolongó unas once horas, de forma intermitente, y los soldados españoles fueron apoyados por aviones estadounidenses de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), según las mismas fuentes.

Durante el ataque resultó herido de bala en ambas piernas el legionario paracaidista español J.F.F., de 27 años, que fue atendido en el hospital ROLE 2 de Herat, donde los médicos están valorando su situación para determinar en las próximas horas su posible traslado a España.

España mantiene en Afganistán unos 1.500 militares, repartidos en su base principal en Qala i Naw, la Base de Apoyo Avanzado de Herat y en dos puestos de combate avanzado, uno en Ludina y otro en Moqur.