Al menos cinco efectivos de las fuerzas de seguridad murieron hoy y otras siete personas resultaron heridas en ataques en diversas provincias de Irak, informó a Efe una fuente del Ministerio del Interior.

La fuente señaló que un grupo de desconocidos asesinó con armas con silenciador al general de la Policía Nadem Tayeh cuando pasaba por la zona de Al Alaui, en el centro de Bagdad.

Otro responsable policial, general Sarhad Abdelqader, y dos de sus escoltas resultaron heridos en un ataque similar en la ciudad septentrional de Kirkuk, en el que fallecieron cuatro guardaespaldas, precisó la misma fuente.

Agregó que dos "peshmerga", miembros de las fuerzas de seguridad de la región autónoma del Kurdistán iraquí, resultaron heridos por el estallido de un artefacto al paso de su patrulla en el área de Domiz, 40 kilómetros al sur de Kirkuk.

Otra bomba colocada al lado de una carretera en la zona de Baladruz, 30 kilómetros al este de Baquba, capital de la provincia oriental de Diyala, estalló al paso de un tractor, lo que causó heridas graves a su conductor.

Mientras, un civil resultó herido por disparos de un grupo armado cerca de su domicilio en Al Katun, 5 kilómetros al oeste de Baquba.

Irak ha sido escenario en los últimos meses de un repunte de la violencia con frecuentes ataques dirigidos contra las fuerzas de seguridad y objetivos chiíes, entre otros, desde la retirada de las tropas estadounidenses en diciembre pasado.