El presidente boliviano, Evo Morales, concretó hoy la creación del regimiento "ecológico" para proteger los parques naturales de las actividades ilegales, pero los indígenas amazónicos que defienden la reserva Tipnis lo rechazaron porque creen que es un "nuevo atropello" a sus derechos.

Morales entregó el decreto que crea el regimiento y colocó la piedra fundamental para la construcción de un cuartel en la comunidad Ichoa, en el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), en un acto con campesinos, productores de hoja de coca e indígenas leales a su Gobierno.

"Mediante un nuevo regimiento, el primer regimiento ecológico que se crea hoy acá, se va a defender el medio ambiente y aquí vamos a aprender también a defender los derechos de la Madre Tierra y desde acá se va a planificar cómo defender los parques nacionales", dijo.

El regimiento llevará el nombre del cacique indígena Juan Maraza, que defendió "la cohesión social de los pueblos de esta región peligrosamente amenazada por imposiciones y abusos coloniales", explicó por su parte el coronel de Ejército José Soliz.

También se creará allí una "Escuela Ecológica para la Protección de Parques", donde los soldados se capacitarán para defender esos territorios de la explotación ilegal de recursos naturales, agregó.

Según Morales, el regimiento servirá además para "sentar soberanía" frente a la acción de algunas organizaciones no gubernamentales (ONG) que, según dijo, "so pretexto de cuidar el medio ambiente, tienen otros intereses de carácter geopolítico".

El mandatario ha acusado varias veces a las ONG de recibir dinero de EE.UU. para conspirar contra su Gobierno con los indígenas que marcharon dos veces, en 2011 y 2012, de la Amazonía a La Paz para rechazar la construcción de una carretera en el Tipnis.

En declaraciones a Efe desde la comunidad de Gundonovia, en el Tipnis, un dirigente de la reserva, Fernando Vargas, señaló que la creación del regimiento "es otro atropello que comete el presidente" contra sus derechos.

Vargas apeló a la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas de la ONU que, según dijo, señala que los militares solamente pueden actuar en territorio de las etnias cuando hay algún peligro grave para ellos o los mismos nativos lo soliciten.

"La Declaración dice que hay que consultar a los indígenas o que éstos soliciten la presencia militar. Nosotros no hemos solicitado nada, vemos un atropello al derecho de propiedad colectiva, a los derechos indígenas", lamentó el dirigente.

En su opinión, el "regimiento ecológico es para amedrentar más y obligar a los comunarios del Tipnis" a que acepten que la carretera parta en dos su territorio.

Los amazónicos marcharon dos veces en menos de un año contra el proyecto vial y rechazan una consulta del Gobierno en la reserva al respecto porque consideran que los resultados serán manipulados.

También sostienen que si la carretera atraviesa su territorio, habrá una invasión de campesinos de la zona vecina del Chapare, donde se cultiva coca, base para fabricar cocaína.

Morales, que dirige a sindicatos del Chapare, pidió hoy a los campesinos que no cometan el "grave error" de ingresar al parque porque el Gobierno y el nuevo regimiento no permitirán esos asentamientos.