Efectivos de las fuerzas especiales de la policía georgiana mataron a once miembros de una banda armada y tienen cercados a otros seis en una zona boscosa del noreste del país junto a la frontera con Rusia, según informó hoy el Ministerio del Interior de Georgia.

En la operación policial han muerto también tres efectivos de seguridad y otros cinco resultaron heridos, añadió el escueto parte oficial difundido por las agencias locales.

Esta mañana, las autoridades georgianas comunicaron que las fuerzas de seguridad habían iniciado la persecución de un grupo armado junto a la frontera con la república rusa de Daguestán, operación al mando del titular de Interior, Bachán Ajalaya.

Más de doscientos policías y una treintena de blindados fueron enviados a la zona.

Según la cadena de televisión Rustavi-2, el grupo armado podría formar parte de la guerrilla islamista que actúa en Daguestán y el resto del Cáucaso Norte de Rusia.

Con anterioridad, medios locales indicaron que las operaciones policiales comenzaron tras la súbita desaparición de cinco lugareños, presuntamente secuestrados, que más tarde fueron hallados en un bosque.

Georgia limita al norte con la región rusa de Krasnodar y las repúblicas norcaucasicas rusas de Kababardino-Balkaria, Ingushetia, Chechenia y Daguestán.

En agosto de 2008, Georgia y Rusia libraron una guerra de cinco días por el control de la región separatista de Osetia del Sur, que terminó con la derrota de la armas georgianas y el reconocimiento por Moscú de las independencias de Osetia del Sur y Abjasia, otra región secesionista.