La minería del cobre en Chile demandará hacia el año 2020 unos 39,4 teravatios por hora (TWh) de energía eléctrica, lo que representa un aumento del 97 %, o casi el doble, respecto al consumo de 2011, según proyecciones de un organismo estatal conocidas hoy.

Así figura en un informe de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), que especifica que 33,7 TWh corresponderán a los distintos procesos mineros y 5,7 TWh a las necesidades de las plantas desalinizadoras, imprescindibles en el norte del país, donde se extiende el desierto de Atacama y operan la mayoría de mineras.

De hecho, la participación de las desalinizadoras en la demanda eléctrica pasará en los próximos años de un 3 % en 2011 a un 14 % en 2020, mientras que la de los procesos mineros disminuirán de un 97 a un 84 %.

En conjunto, el proyectado aumento de la demanda eléctrica se debe tanto al incremento de la capacidad de producción esperada como a factores estructurales de la industria.

Entre estos últimos se encuentra el envejecimiento de los yacimientos, la caída de las leyes (concentración del mineral), la mayor dureza del mineral y las mayores distancias de acarreo.

Las mencionadas cifras de demanda suponen, según fuentes de la comisión, un aumento en la generación eléctrica de unos 3.000 megavatios (MW) hasta el año 2020.

Durante la presentación de este informe, el ministro de Minería, Hernán de Solminihac, se refirió también a la decisión anunciada ayer por la Corte Suprema de rechazar el proyecto de construcción de la central térmica Castilla, concebida para suministrar energía al sector minero.

Esta central, impulsada por un grupo empresarial propiedad del magnate brasileño Eike Batista, supondría una inversión de 4.400 millones de dólares y se levantaría en una área costera de alto valor ecológico donde habitan colonias de tortugas, lobos marinos y pingüinos.

"Como Gobierno, respetamos los juicios y resultados de los poderes independientes del Estado", señaló el ministro, que invitó a todos los sectores sociales a "trabajar juntos para tener proyectos que reparten el medio ambiente y el entorno y a la vez permitan alcanzar el desarrollo del país y disminuir la desigualdad".