La economía de EE.UU creció de manera "gradual" entre julio y el comienzo de agosto, impulsada principalmente por las ventas minoristas y el sector inmobiliario , indicó hoy la Reserva Federal (Fed).

Seis de los doce distritos consultados reportaron un "ritmo de expansión modesto", mientras que otros tres informaron de un "crecimiento moderado", de acuerdo al Libro Beige del banco central de EE.UU., que observa la evolución económica en diferentes regiones del país.

Esta mejoría gradual viene dada por "un incremento en las ventas minoristas, entre ellas la de los automóviles", respecto al anterior periodo reseñado de junio y julio.

No obstante, y como freno, la Fed constató una ralentización de las manufacturas, tanto en sus ventas como en su producción.

Por su parte, el sector inmobiliario ha mostrado señales generales de mejora, y "los doce distritos consultados registraron aumentos en la venta de viviendas, los precios de la casas y la construcción".

También el gasto de los consumidores mostró un alza comparado con el del periodo anterior, al igual que las condiciones de crédito en todos los distritos consultados.

En lo que se refiere al empleo, que cerró julio con una tasa de desempleo del 8,3 % y es una de las principales preocupaciones de los ciudadanos, señaló que en la mayoría de los distritos "el empleo se había mantenido estable o crecido de manera ligera".

Los datos compilados en el último Libro Beige se utilizarán en la próxima reunión del comité de política monetaria de la Fed, el 12 y 13 de septiembre.

Los mercados recibieron con cauto optimismo y tímidas alzas la publicación de los datos de la Fed a la espera del discurso del viernes del presidente del organismo, Ben Bernanke, en la reunión de banqueros centrales de Jackson Hole.

En su última reunión, la Fed aseguró que si no había evidencia de una mejora "sustancial" de la economía estadounidense se podrían poner en marcha acciones adicionales para apoyar la recuperación de la economía.

También hoy se conoció el nuevo dato revisado de crecimiento económico de EE.UU en el segundo trimestre del año, que el Departamento de Comercio situó en el 1,7%, dos décimas por encima de lo anunciado previamente.