Un juzgado de El Salvador embargará a partir de hoy todas las "regalías" que la cadena estadounidense de hamburguesas McDonald's reciba por el uso de su franquicia en este país centroamericano, debido a que se niega a pagar 23,9 millones de dólares a la empresa salvadoreña Servipronto.

Este miércoles "se ha procedido al embargo de los valores que recibe la Corporación McDonalds en concepto de regalías" en El Salvador, debido a que se niega a pagar la deuda a Servipronto, dijo a periodistas Ricardo Portillo, comisionado del Juzgado Cuarto de lo Mercantil de San Salvador, entidad que el 28 de mayo pasado ordenó embargar los bienes de la franquicia estadounidense.

HASH(0x88f5638)

Pero como no tenía nada a su nombre procedió a embargar las 56 marcas con las que opera McDonald's en el país y ahora a decomisar sus "regalías".

"Cualquier cantidad que reciba la corporación, en concepto de regalías o pago por el uso de la franquicia, tiene que guardarse ese dinero a la orden del juzgado que tiene el proceso", agregó.

Indicó que cerca de "72.000 dólares mensuales" son los que van a ir reteniendo mensualmente a McDonald's hasta sumar el monto total de lo adeudado a Servipronto.

Portillo explicó que las 56 marcas con las que opera McDonald's en el país (como la Cajita Feliz) "continúan embargadas" y que el juez dispondrá qué va pasar con ellas, "si nunca se define lo de las marcas van a continuar los descuentos o las retenciones de estos valores", precisó.

José Arnulfo Hernández Lemus, abogado de Servipronto, dijo a Efe que el embargo a las "regalías" de McDonald's es complementario a la incautación de las marcas.

"Es una especie de ampliación" el embargo de las regalías, "como la cantidad (adeudada) es bastante grande y probablemente con las marcas no se logre cubrir en su totalidad" se están embargando también, detalló.

Añadió que las marcas a pesar de estar embargadas las puede seguir usando la empresa estadounidense, pero que una vez sean subastadas "ya no las pueden seguir usando si el titular (que las compre) es alguien diferente a McDonald's Corporation".

Aunque aclaró que pese a poder usarlas no las puede "vender ni traspasar".

Una fuente de McDonald's dijo a Efe que por le momento no se pronunciarían al respeto, y que probablemente lo hagan después a través de un comunicado.

En 2005 la Cámara Segunda de lo Civil de San Salvador ordenó a la empresa estadounidense pagar la indemnización de 23,9 millones de dólares a la empresa salvadoreña por daños y prejuicios, tras haberle suspendido la franquicia por considerar que ésta no cumplía con los requisitos de calidad de la firma.

Servipronto y McDonald's tienen más 17 años en este litigo legal; sin embargo, McDonald's hasta la fecha sigue sin cancelar su deuda.

Servipronto también ha abierto otro proceso legal contra McDonald's en la Corte Federal de Nueva York, siempre por el incumplimiento del pago de la indemnización de 23,9 millones de dólares, pero no han recibido ninguna notificación, dijo recientemente Roberto Bukele, propietario de Servipronto.

El año pasado la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de El Salvador rechazó un recurso de apelación de la cadena estadounidense y le ordenó pagar la indemnización a la empresa salvadoreña, tal como lo ordenó la Cámara de lo Civil por daños y perjuicios a Servipronto, en 2005.