Una jueza de Managua separó hoy a uno de los 24 acusados del juicio por lavado de dinero, crimen organizado y narcotráfico contra una supuesta red internacional vinculada al asesinato del artista argentino Facundo Cabral.

La jueza Adela Cardoza, la titular del segundo distrito de lo penal de Managua, explicó este miércoles al reanudar la vista que el acusado Jorge Luis Acevedo López será enjuiciado en otro momento, debido a la renuncia, por motivos familiares, de su abogado defensor Carlos Arroyo Ugarte.

Acevedo López, según la Fiscalía nicaragüense, forma parte de una supuesta banda criminal que involucra al empresario nicaragüense Henry Fariña, el supuesto blanco del atentado en el que murió el cantautor argentino en Guatemala el 9 de julio de 2011.

Fariña, junto a otros 23 acusados, formaría parte de una red liderada por el costarricense Alejandro Jiménez, alias "El Palidejo", preso en Guatemala, donde se le procesa por los delitos de asesinato, asesinato en grado de tentativa y asociaciones ilícitas por el caso Cabral.

Según la Fiscalía de Nicaragua, la supuesta red internacional se encargaba de traficar desde Costa Rica hasta Guatemala droga del grupo colombiano Los Fresas, que tendría como destino final a la banda mexicana Los Charros, ligada a la Familia Michoacana.

Fariña llevaba al artista argentino hacia el aeropuerto que sirve a la capital guatemalteca cuando se produjo el ataque, supuestamente planificado por "El Palidejo" en venganza por el robo de un cargamento de drogas, según la Fiscalía guatemalteca.

Acevedo López era asistente jurídico del exmagistrado del Consejo Supremo Electoral de Nicaragua Julio César Osuna.

Según la Fiscalía, el exmagistrado del organismo electoral está involucrado con la red internacional porque supuestamente facilitaba documentos de identidad nicaragüense falsos a sus miembros, incluido a "El Palidejo", que se movilizaba en el país como José Fernando Treminio Díaz.

La jueza Cardoza indicó que Acevedo López será enjuiciado en otro momento, de acuerdo al Código Procesal Penal.

En el juicio contra esa supuesta red internacional, iniciado el miércoles de la semana pasada, han declarado como testigo agentes antinarcóticos, trabajadores del centro nocturno que manejaba Fariña en Nicaragua y civiles, la mayoría con los rostros cubiertos por pasamontañas para resguardar su identidad.

Cardoza explicó que las leyes del país permiten a los testigos ocultar su identidad.

Agentes antinarcóticos forman parte de los 84 testigos que ha presentado la Fiscalía nicaragüense para este caso.