El Fisco argentino lanzó un nuevo sistema contra el fraude que permitirá a los consumidores con teléfonos inteligentes conocer la información fiscal de comercios y denunciar irregularidades, según una resolución publicada hoy en el Boletín Oficial argentino.

La resolución 3.377 señala que los comercios y monotributistas (autónomos) tendrán que mostrar desde el 1 de noviembre un código de respuesta rápida (QR) "en un lugar visible y accesible del local" que permita la captura de información a través de "un dispositivo móvil provisto de cámara y con acceso a internet".

El sistema, bautizado como "Data Fiscal", permitirá que los cerca de 10 millones de usuarios de teléfonos inteligentes en Argentina conozcan de forma instantánea y gratuita datos del negocio, como la cantidad de empleados, la razón social y el domicilio comercial y si toda la documentación del comercio está en regla.

Igualmente, los consumidores podrán "por la misma vía" denunciar a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) si el comercio no les entrega factura o cualquier otra irregularidad detectada.

El titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, explicó que la herramienta "potenciará la capacidad fiscalizadora" del ente, ya que sus inspectores podrán "detectar situaciones irregulares al momento de efectuar una verificación, ya que contarán con información en tiempo real proveniente de bases de datos".

Echegaray agregó que los negocios que comercien por internet también deberán mostrar el código QR en sus páginas web.

La AFIP ha intensificado su lucha contra la evasión fiscal en los últimos meses con la aprobación de medidas como el control de las facturas de servicios, de las compras superiores a mil pesos (215 dólares), de las cuotas en escuelas privadas y gastos en urbanizaciones, entre otras.