La economía de Estados Unidos creció a una tasa anual de 1,7% en el trimestre de abril a junio debido a aumentos en el consumo y en las exportaciones, informó el miércoles el Departamento de Comercio en un reporte provisional.

El ligero crecimiento superó el pronóstico inicial de 1,5% aunque también sugiere que la expansión seguirá débil en el segundo semestre, pues contrasta con la tasa anual de 2% en el primer trimestre y con la de 4,1% en el último trimestre de 2011.

El grueso de los economistas prevé sólo una mejoría modesta en el segundo semestre. La mayoría cree que la economía seguirá creciendo a una tasa insatisfactoria de aproximadamente 2%.

"La economía se aletargó en el segundo trimestre y la ligera revisión alcista ... no hace nada para cambiar ese panorama", consideró John Ryding, economista de RDQ Economics, en una nota a clientes.

El gobierno presentará el mes próximo la tercera y definitiva estimación del crecimiento en el segundo trimestre. El producto interno bruto mide el total de la producción nacional de bienes y servicios, desde la compra de comidas en restaurantes hasta la construcción de carreteras y puentes.

Un incremento en la producción de hasta 2% es insuficiente para reducir el índice de desempleo, que fue de 8,3% en julio. Existe la noción generalizada de que el desempleo seguirá arriba del 8% para el resto del año.

Una economía débil y un desempleo elevado podrían perjudicar las posibilidades de reelección del presidente Barack Obama y favorecer la campaña del candidato republicano Mitt Romney. Los republicanos formalizaron el martes la candidatura de Romney con la esperanza de que la situación económica apoye la elección de su candidato.

Sin embargo, el economista Robert Brusca estimó que los diversos cambios observados en la nueva estimación deben ser positivos para el avance del crecimiento. Indicó que hubo en el segundo trimestre una demanda de los consumidores mayor a la inicialmente estimada. El crecimiento de la economía depende en 70% del consumo.

También indicó un menor abastecimiento de anaqueles, lo cual sugiere que las empresas podrían reabastecer sus inventarios en el trimestre presente. Un crecimiento más rápido de los inventarios aumenta la producción industrial, la cual a su vez impulsa la expansión económica.

Pero Paul Dales, economista de la firma Capital Economics, dijo que el reducido incremento en el segundo trimestre "ofrece poca tranquilidad".

"Ya llevamos dos meses del tercer trimestre y nuevas cifras actualizadas muestran que la economía sigue padeciendo", dijo Dales.