EE.UU. mostró hoy su "decepción" por el rechazo del Tribunal Supremo Especial de Ucrania a un recurso contra la condena a siete años de prisión por abuso de poder a la ex primera ministra y líder de la oposición ucraniana Yulia Timoshenko.

"Obviamente, estamos decepcionados por esta decisión", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, en su conferencia de prensa diaria.

"Hemos expresado repetidamente nuestras preocupaciones sobre las persecuciones políticamente motivadas de líderes de la oposición y exfuncionarios del Gobierno en Ucrania, incluida la ex primera ministra Yulia Timoshenko y el exministro de Interior Yuriy Lutsenko", indicó la portavoz.

Nuland urgió "al Gobierno de Ucrania a liberar a Timoshenko y otros miembros del gobierno y a restaurar sus derechos civiles y políticos por completo".

La portavoz subrayó sus preocupaciones sobre la ejecución de varios de esos procesos, en particular "la base de las pruebas, el proceso judicial y el tratamiento de los individuos".

"No estamos hablando de un caso en singular. Hablamos de la forma en que la justicia en general se ha aplicado en estos casos, y nuestra preocupación de que están políticamente motivados y no se apoyan firmemente en la ley ucraniana", explicó.

La decisión de hoy del Supremo ucraniano deja en firme la sentencia emitida el 11 de octubre de 2011 contra Timoshenko, declarada culpable de "abuso de poder" por haber autorizado la firma de unos contratos gasísticos con Rusia considerados por las actuales autoridades de Ucrania como "altamente onerosos" para el país.

La Fiscalía ucraniana sostiene que Timoshenko incurrió en abuso de poder al firmar acuerdos gasísticos con Rusia sin el visto bueno del Gabinete de Ministros.