La creciente demanda de las economías emergentes que forman el grupo BRIC (Brasil, Rusia, India y China) ha hecho que las exportaciones alemanas a estos países se hayan multiplicado por siete entre 1996 y 2011, anunció hoy la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

En términos generales, las exportaciones alemanas se multiplicaron tan sólo por 2,5, precisó esta institución pública con sede en Wiesbaden.

Sobre todo el comercio con China se desarrolló de forma muy dinámica, con un crecimiento anual de las exportaciones en estos 15 años del 17,8 %, frente al 6,7 % en términos globales.

También el comercio con los otros tres países BRIC crecieron por encima de la media con cerca del 11 % anual.

El año pasado, Alemania exportó a estos cuatro países productos por valor de 121.200 millones de euros, lo que supone el 11,4 % del total de exportaciones alemanas, frente al 4,3 % de 1996 (17.500 millones de euros).

Los productos más demandados de estas economías emergentes son maquinaria y vehículos y sus componentes.

También las importaciones de Brasil, Rusia, India y China aumentaron desde 1996 con una media del 13,2 % anual con mayor celeridad que en términos globales, con un crecimiento del 6,5 %.

En tanto, las importaciones de los países BRIC representaron el año pasado el 15,4 % del total, frente al 6,1 % en 1996.

Alemania importa de Rusia y Brasil principalmente materias primas, de India, ropa, y de China, ordenadores y otros artículos electrónicos, además de prendas de vestir.